OJO VIVO – EL PRIMO “LOCO” DE BUSTAMANTE

febrero 5 | Posted by webadmin2000 | Opinión

PRIMO “LOCO”
Ramón Rafael de la Fuente Benavides, nacido en Lima en 1908 y muerto en enero de 1985, era considerado por el presidente arequipeño, José Luis Bustamante y Rivero, como primo suyo, como también lo era de los Bustamante de la Fuente, tan nacidos como él en esta tierra.
Poeta vanguardista, educado en San Marcos, era pobre de solemnidad, y para colmo y además bebedor.
Escogió como nombre el de Martín Adán, y no pocas veces incursionó en el periodismo, razón por la cual Bustamante y Rivero quiso ponerlo a trabajar a su lado, como secretario de prensa.
Por tal razón y motivo, lo convocó al Palacio de Gobierno, al que Bustamante había llegado al término del régimen de Manuel Prado.

LA LLEGADA
Bustamante ordenó que el poeta estuviera a las diez de la mañana, en la antesala de su despacho, y Martín Adán cumplió, con puntualidad, acudiendo a la hora citada.
Bustamante, quién recién había asumido el cargo, tenía muchos compromisos y Adán intrigado para saber porqué lo habían llamado comenzó a desesperarse
Un edecán le pidió que esperara, pues el presidente lo requería con urgencia, pues embajadores y amigos congestionaban el quehacer presidencial.
Martín Adán, por voluntad propia y para probar suerte en la curación de su alcoholismo vivía en el Hospital de Enfermos Mentales Larco Herrera y declaraba que allí se sentía feliz.

AL MANICOMIO
Cerca del mediodía, y tras haber esperado dos horas, el poeta se paró y delante de no pocos que le hacían guardia al presidente, dijo que se marchaba pues en el manicomio almorzaban a  las 12:00 horas, y ya le ganaba la hora, por lo que se iba.
Todos los presentes quedaron sorprendidos al saber que se trataba de un loco que quería irse a almorzar, y como el edecán sabía que el poeta era primo del Presidente, lo hizo pasar a otro ambiente, y le aviso presto a Bustamante.
Al aparecer el presidente, le llamó la atención, por haber dicho lo que dijo y en altavoz.
Yo te he llamado para nombrarte jefe de prensa del Palacio de Gobierno, no José Luis, protestó el poeta. No acepto, eso es pedirle a la oveja descarriada que vuelva al redil, eso nunca.

EL ULTIMO…

Bustamante se quedó mudo, absolutamente sorprendido por la actitud de quién estaba procurando curarse de su mal.
El poeta lo miró fijamente, hizo una venia respetuosa y le pidió permiso para retirarse, pues su hora de almuerzo era sagrada.
No aceptó tampoco invitación a almorzar en Palacio y se marchó.
La historia fue contada al periodista Pedro Escribano, incluída en su libro “Rostros de Memoria”.
El tiene una interpretación sobre porqué Rafael de la Fuente, paso a ser Martín Adán, asegurando que su nombre derivó del mono Martín, de la teoría darwiniana y de Adán, porque se creía el prime poeta del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>